Ideas para hacer un bonito florero

Hacer un florero con cd´s

Muchas personas tienen en sus casas cds que ya no escuchan o que problamente están rayados, pero en lugar de enviarlos directo a la basura hay una creativa opción para decorar los espacios con este elemento.

Una de las ideas más sencillas consiste en pintar el cd con pintura acrílica y si se desea se puede dibujar sobre su superficie ya seca, valiéndose de un objeto con punta afilada para luego raspar el diseño realizado. Esto dejará expuesta la parte brillante del cd lo que contrastará con la pintura aplicada.

Otra idea es la de sujetar o unir varios cds con hilo de colores o cintas decorativas por la parte en la que está escrita, la mejor forma de hacerlo es pasando una aguja caliente tanto como sea posible, para luego atravesarlos con el hilo o la cinta.  También puede pegarse juntos, para así crear un collage que puede ser colgado en las paredes.

Un cd puede ser convertido en un candelero, para esto se debe tomar el cd y se debe poner sobre este la vela encendida que se pegará al mismo con la parafina. Se debe procurar que la llama  quede del lado brillante, para que así se cree un colorido adorno.

Una idea bastante popular es hacer relojes con los cds, simplemente basta con agregar el mecanismo en el  hoyo central del cd y decorando con números o utros elementos para marcar la hora.   Incluso se pueden hacer portaretratos, simplemente se decoran por la parte brillante y luego se pone una foto en el hoyo central del cd, esto se puede hacer con uno solo o pegando varios cds en ramillete para poner más fotos.

Tambien se pueden hacer adornos para el arbolito de navidad, usando cola o pinturas de diferentes colores para dibujar diseños sobre el lado brillante del cd, para luego pasar un hilo o cinta decorativa por el hoyo central del cd para así poder colgarlo. Otra idea para decorar en navidad es pegando elementos decorativos hechos en foamy o filetro sobre el cd para así colgarlos en las paredes, el techo o el arbolito

Ideas para decorar un pasillo

Si la idea es trabajar en un comienzo con la iluminación, la colocación de las fuentes de luz dependerá en gran medida de la altura del techo que se tenga. Si se encuentra ante uno bajo, la luz deberá ser cenital. Para ello emplee focos situados directamente en el techo o apliques en la parte superior de las paredes, iluminándolas fuertemente para que la luz inunde el pasillo. Un papel pintado a rayas verticales incrementará el efecto.

Si, por el contrario, está ante uno elevado, la solución puede pasar por instalar un zócalo pintado o empapelado. En su parte superior puede poner un listón de una madera similar a la del suelo. En esta ocasión los apliques los ubicará a una altura bastante inferior para evitar el efecto túnel. También es posible que quiera variar su largura o estrechura, para lo que deberá hacer lo siguiente:

Colocando una tarima flotante con las maderas dispuestas horizontalmente lo ensanchará, pero si lo hace verticalmente, estirará la línea visual aumentando la longitud del pasillo.

– Otro recurso es el empleo de espejos, que le ayudarán a jugar con las dimensiones gracias a su reflejo. En un pasillo corto lo emplazará al fondo, pero si busca ganar amplitud, los dispondrá en las paredes laterales.

En relación con accesorios y objetos que le den más vida a los pasillos, lo más frecuente es que estos espacios posean unas dimensiones normales, por lo que no es necesario servirse de muchas ayudas para lograr que sea proporcionado. Sin embargo, unos cuarterones de madera son una elección sobria y distinguida, que asegura un resultado elegante y discreto.

Dependiendo del ancho del que disponga, puede ser recomendable incluir algo de mobiliario para amenizar el paso, además de que ciertas piezas pueden ser realmente útiles. Percheros, zapateros o libreras darán más vida a esta zona, evitando que parezca desierta.

Una alfombra para el suelo es una buena solución, puesto que aportará calidez dando una impresión más amable y hospitalaria. Si disponen del suficiente espacio también puede poner una mesita pequeña con una lámpara sobre ella, o una de pie a su lado.